El almuerzo desnudo de Burroughs

Con el titulo original en ingles de Naked lunch, esta novela del autor William Burroughs fue publicada en 1959 tras muchos problemas legales, originalmente por la editora Olympia Press. Esta afamada novela, también llevada a la pantalla grande, fue incluida en el top 100 de las mejores novelas de 1923 a 2005 de la revista Time.

“El almuerzo desnudo” es considerada como la obra maestra de Burroughs y como una novela paradigmática en la historia de la literatura estadounidense y mundial. Calificada como una novela obscena y extremadamente controversial, fue prohibida por las cortes de Boston, principalmente por los actos de pedofilia y asesinato que en el libro se describen. Es un libro no lineal, compuesto por una serie de rutinas, como las llamo Burroughs, vagamente conectadas.

En la introducción a su obra William nos explica que el título le fue sugerido por Kerouac, “Almuerzo desnudo: un instante helado en el que todos ven lo que hay en la punta de sus tenedores”. No es un libro fácil de leer, ni tampoco un libro peculiar, al principio es bastante fuerte. A través de imágenes y escenas, Burroughs va relatando sus propias experiencias, reales o imaginarias, en el mundo de la droga, ya que ni el recuerda cuando escribió algunas de las rutinas.

Al igual que en su novela anterior, Yonqui, utiliza su alter ego William Lee. A lo largo de la obra vemos como este personaje hace lo que sea para buscar la droga para su próxima dosis, también nos cuenta sus experiencias, así como los personajes que conoce en su travesía. Lee nos conduce a su mundo lleno  orgías, pedofilia, asesinato,  un mundo donde se ridiculiza la sociedad norteamericana posterior a la Segunda Guerra Mundial, donde se burlan del gobierno, sus iglesias y clichés.
El lector que se inicie con esta obra, desconociendo la biografía del autor o libros mas accesibles como Yonqui o Marica, puede resultarle incomprensible y hasta desagradable.
Las dos novelas antes mencionadas, así como Naked lunch, corresponden al período 1945-1953, los años de más intensa adicción de Burroughs. El almuerzo desnudo expresa las sensaciones intangibles que acompañaron a los hechos concretos narrados en las otras dos obras, por lo que lo más adecuado puede ser leerla en último lugar.
De cualquier forma que decidas leerlas, es necesario que dejes a un lado las sugestiones y abordes esta novela sin tratar de buscar un hilo argumental o una historia con principio, cuerpo y desenlace.

 

 

Comentarios