“Los Felices Leen, los Infelices Miran Televisión”

Muchos son las teorías y explicaciones dadas sobre los beneficios de la lectura, sin embargo, dos estudios realizados recientemente llaman la atención tanto de los amantes de los libros, como de los que nunca han tomado uno en manos. Ambas investigaciones tienen que ver con la relación de esta actividad con la felicidad personal.

 La primera investigación realizada en la Universidad de Búfalo, afirma que leer nos hace bien. Los datos que arrojo este estudio, dicen que con cada libro que leemos nos sentimos patológicamente parte de la comunidad que protagoniza la narración lo que satisface la necesidad humana de pertenencia. Para la realización del mismo, los investigadores trabajaron con dos best-sellers, Harry Potter y la piedra filosofal y Crepúsculo. Se analizó la afiliación psicológica con magos y vampiros, respectivamente, de más de un centenar de sujetos antes y después de leer dos fragmentos de ambos libros.

Es así como comprobaron que los lectores se identificaron con uno u otro grupo en función al libro con el cual habían tenido contacto. Ademas del sentido de pertenencia, leer produce una mejora en el estado de animo y la satisfacción similar a la de formar parte de un grupo real. “Leer satisface una profunda necesidad psicológica”, que ha jugado un papel clave en la evolución, concluían los autores.

Un segundo estudio realizado por sociólogos de la Universidad de Meryland, compara la satisfacción de leer con la de ver televisión. Muchas veces hacemos cuando tenemos tiempo libre hacemos actividades que no estamos acostumbrados a realizar, lo que desconocemos es que lo que hacemos en nuestro tiempo libre puede ser un indicador de nuestro nivel de de felicidad o desdicha. 

Los investigadores estuvieron analizando datos recopilados durante los últimos 30 años, los cuales los ayudaron a concluir que las personas que no son felices pasan mas tiempo mirando televisión, mientras que las personas que dicen ser felices dedican mas tiempo a la lectura y a socializar. 

Según el sociólogo John Robinson, coautor del trabajo, ver la T.V. es una actividad pasiva que suele actuar como vía de escape. “Los datos sugieren que la televisión ofrece un placer inmediato a expensas de sufrir malestar a largo plazo”, afirma el investigador, que añade que “es una actividad cómoda y barata que no requiere compañía ni esfuerzo. Por el contrario, leer libros, prensa o revistas y relacionarnos con los demás nos produce satisfacción a largo plazo”.

Los datos previamente recopilados que fueron analizados por los sociólogos de la Universidad de Meryland, muestran como la gente desdichada e infeliz consume un 20% mas de TV que la gente que se describe a sí misma como feliz independientemente de su nivel educativo, social, civil, económico o edad. Y TU, ¿eres feliz o desdichado?

 

 

 

Comentarios